Menor de 17 años sin licencia conducía automóvil que le arrebató la vida a dos jóvenes en la 5 Sur en la tarde de navidad

CURICÓ. Mientras el menor de 17 años, conductor del automóvil que participó en la tragedia del miércoles en el sector de Itahue de Molina, que lo hacía sin licencia y que a esta hora se recupera de las lesiones en el hospital de Curicó, en la contraparte, los restos de las dos víctimas fatales que causó el accidente carretero, eran entregados a sus familias para comenzar a recibir un triste adiós de parte de las respectivas comunidades.

El accidente caló profundo en la comunidad local, no solo por registrarse en la tarde de navidad en la ruta Cinco Sur, en jurisdicción correspondiente a la comuna de Molina, sino porque una de las víctimas resultó ser Kimberly Rocío Morales Reyes, de solo 16 años de edad, integrante del cuerpo de baile de la Academia de Cueca “René Poblete”, por lo que era muy conocida y querida en el ámbito folclórico y artístico de la zona, los que se vieron impactados por el hecho.

La adolescente, junto a Alonso Juvenal Aravena Rojas, de 21 años de edad, domiciliado en la zona de San Javier, perecieron horriblemente al ser arrollados por el automóvil que era guiado, por el también menor de 17 años, individualizado como M.D.S.V, quien posee residencia en la comuna de Puente Alto, región metropolitana, desde donde viajaba al sur, por la carretera longitudinal.

Según versión de testigos, ambas víctimas, acudían hasta ese sector con el objetivo de ganar algún dinero, entregando colaciones a los pasajeros de buses en la pista del costado oriente. Se agrega que ambos “peatones cruzaron la calzada por un lugar no habilitado” siendo arrollados por el automóvil guiado por el menor, estableciéndose posteriormente que este no portaba licencia de conducir, mientras que al vehículo le faltaba la revisión técnica respectiva.

En este automóvil también viajaban Gissela Andrea Lagos Morales, de 25 años, domiciliada en la comuna Calera de Tango, región metropolitana, a lo igual que una menor de 3 años, de nombre Pascal. Esta pequeña resultó con lesiones leves y fue atendida en el Hospital de Molina, mientras que su madre, resulto con lesiones de extrema gravedad que la mantenían con riesgo vital en el Hospital Regional de Talca.

La fiscal, jefe, del Ministerio Público en Molina, Mónica Barrientos, indicó que el conductor, si bien se mantuvo consciente después de la tragedia, este resultó con lesiones de gravedad en la zona vertebral, por lo que hasta ayer se mantenía internado en el Hospital de Curicó, sin posibilidad aun de ser puesto ante el tribunal, para enfrentar cargos criminales, por su presunta responsabilidad en el hecho con consecuencias fatales, ocurrido en la tarde de navidad.