ALCALDE DE SAN JAVIER PIDIÓ SUSPENDER FUNCIONAMIENTO DE BALSA EN CALIBORO

Balsa une San Javier y Retiro a través del río Perquilauquén

  • Temen que como es utilizada para el tránsito de personas de otras comunas, podría ser un foco de contagio del Covid-19
  • Dependiendo del día el flujo de cruce alcanza a los 100 vehículos.

Todo comenzó cuando los vecinos de Caliboro encendieron las alarmas por el aumento del flujo vehicular que cruzaba desde Villaseca, Retiro, Parral o Chillán hacia San Javier. La preocupación de las familias se funda en las personas que llegan de otras comunas para trabajar en faenas agrícolas, o incluso algunas que toman esta vía para saltarse el control sanitario instalado en la ruta 5 sur, y salir de paseo.

“La gente está muy preocupada porque hay mucho tránsito de vehículos de trabajadores y esto no se ha detenido”, indicó Ignacia Martínez tesorera de la junta de vecinos de Caliboro Alto.

Por eso decidieron enviar una carta a Vialidad exponiendo el problema, que dicen se podría transformar en un foco de contagio de coronavirus.

“Nosotros hace alrededor de un mes que enviamos esta carta porque aquí en Caliboro Alto hay mucho adulto mayor y estábamos preocupados por estos vehículos que pasaban, son furgones llenos de trabajadores que vienen a las vendimias. Lo que pedimos si se puede -no es lo ideal- parar la balsa hasta los primeros días de mayo. Si no se puede hacer eso, por lo menos que no siga transitando gente de afuera, que solo quede para la gente del sector”, explicó María Paulina Solar presidenta de la junta de vecinos de Caliboro Alto.

La carta posteriormente fue enviada al alcalde Jorge Silva, de ahí en adelante comenzaron una serie de gestiones hacia Vialidad, el Ministerio de Obras Públicas y al Intendente Regional que aún no tienen respuesta. El objetivo es poner mayor fiscalización a este paso que podría romper con las medidas preventivas y cuarentenas que está estableciendo cada comuna.

“Nosotros estábamos pretendiendo parar esta situación y que Vialidad se pronuncie para el control que tiene que tener esta balsa. La verdad que la culpa no la tiene el balsero, sino que las personas irresponsables que vienen sin precaución, sin ninguna prevención hacia estos lugares que están limpios”.

El edil agregó que, “con la junta de vecinos y el encargado de la balsa queremos ver la forma de poder tomar la temperatura al momento de ingresar hacia el sector de Caliboro Alto y por supuesto sumar la sanitización que corresponde”.

Eduardo Yáñez es el balsero, que de lunes a viernes desde las 07:00 hasta las 12:00 del día y en la tarde desde las 16:00 hasta las 18:00 horas cruza de un extremo a otro el río Perquilauquén. Reconoce que existe harto tránsito de trabajadores agrícolas y turistas, “viene gente de todos lados, de Parral, hasta de Concepción pasó gente hoy día, entonces uno no sabe quién pasa, o si esta contagiado o no está. Igual pasa gente que anda paseando”.